• Maestros
  • Separador mediadores1
  • Padres de familia
  • Separador mediadores2
  • Promotores de lectura
 

 

¿Qué significa ser mediador?

 

 
Ser mediador es formar parte de un proceso de aprendizaje, en este caso, el de la lectura. Lo que significa no permanecer fuera, sino involucrarse en lo que el alumno lee, y cómo lo lee, en sus necesidades de conocimiento y las habilidades lectoras que posee, para encontrar los aspectos en los que deberemos ayudar, orientar, y/o complementar al joven lector.

 

Es conocer las características del aprendiz, sus gustos, aficiones, preferencias de lectura, así como de los acervos a los que podría tener acceso, para recomendar lecturas a las que puede acceder.

 

Es saber que la lectura tiene múltiples propósitos y que en la medida que estos dirijan la tarea, será más fácil lograrlos.

 

La mediación se convierte en una tarea disfrutable cuando nosotros mismos; los maestros, padres de familia o promotores gozamos de la lectura.

 

Por ello, en esta sección iremos incorporando poco a poco, recomendaciones para consolidar nuestra función como mediadores. Por lo pronto les compartimos, algunos puntos de partida.

 

 
  • En este Portal nos proponemos el fomento de las competencias comunicativas: leer, escribir, escuchar y hablar. Porque la lectura no se puede ver como una actividad aislada,  ésta transita a la escritura, regresa a la lectura, va a la expresión oral, se enriquece con la escucha… y así sucesivamente, en un ir y venir de procesos que se complementan y enriquecen mutuamente.

  • La mediación de la lectura no es una actividad exclusiva de los maestros de lengua  o literatura, sino de todas las asignaturas y por lo tanto de todos sus facilitadores, y más aún de todos los adultos que convivimos con las nuevas generaciones. De ahí que la sección de Mediadores tenga tres subsecciones, dirigidas a: Maestros, Padres de familia y Promotores.

  • Las formas de comunicación de hoy en día, no se centran solo en el texto escrito, las nuevas generaciones leen y escriben, escuchan y se expresan a través de los diversos lenguajes que los medios de comunicación han creado.